Fever

¡Las cosas están difíciles en el supermercado!

Todo el mundo sabe que nuestro trabajo es esencial en este momento, pero nadie quiere saber si nos enfermamos. Si no hay cajeros, ni mozos de almacen, si el supermercado no se limpia, ¿cómo puede la gente seguir comprando comida durante la pandemia? No tenemos protección contra el virus en nuestro lugar de trabajo.

¿Qué podemos exigir a las empresas para trabajar con seguridad?Baja (por accidente) laboral inmediata para todos los trabajadores que: 1) formen parte de grupos de riesgo; 2) sean sospechosos de haberse contaminado; 3) tengan familiares cercanos que estén en riesgo. Todos los trabajadores deben recibir el pago completo mientras estén fuera del trabajo. Ningún trabajador debe ser despedido durante este período crítico. Los puestos de trabajo, los baños y otras instalaciones deben ser constantemente desinfectados. Los horarios de trabajo deben ser alterados para evitar las horas punta en los desplazamientos, o disminuisdos percibiendo el mismo salario El número de personas que entran en las tiendas debe ser controlado.

Estas son medidas básicas. Puede que sean necesarias muchas más.

¿Cómo podemos lograrlo? Con un mínimo de organización. Hablando inmediatamente con nuestros compañeros de trabajo, reuniendo a tantos empleados como podamos, ya sea personalmente o a través de WhatsApp.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *